Los Hoteles en la industria Turística

Los hoteles en México desempeñan un papel importante en la industria del turismo, ya que definen ciertos aspectos de la felicidad del consumidor, como la conformidad del viaje, el atractivo del lugar turístico y un alto nivel de valoración de la organización durante su estancia. Además, el comportamiento del personal  es una impresión del sector hotelero en el país.

Los hoteles y otros establecimientos de alojamiento también están ligados a la vida comercial, cultural y deportiva de la región en la que se encuentran, gracias a acontecimientos naturales como festivales, eventos deportivos, conferencias y conciertos de artistas conocidos que atraen a multitudes de todo el mundo. Los participantes en estos eventos se convierten a menudo en huéspedes del hotel, lo que pone de manifiesto la interconexión de los distintos componentes de la infraestructura turística.

Debido a la complejidad de las empresas hoteleras que prestan servicios de alojamiento, restauración, ocio, transporte y turismo, podemos referirnos a la industria hotelera como una industria turística en miniatura. Asimismo, los procesos que se producen en toda la industria turística se reflejan en los principales indicadores de las operaciones hoteleras, que a su vez determinan los indicadores de la actividad turística en esta dirección.

La adición de más hoteles puede mejorar en gran medida el atractivo de una zona turística, lo que se traduce en un aumento del tráfico turístico y viceversa. Del mismo modo, una base hotelera obsoleta puede disminuir la competitividad de la región en el sector turístico, reduciendo la actividad turística.

Tendencias 

A continuación, se exponen las tendencias más importantes en el desarrollo de las empresas hoteleras durante los últimos años:

  • La elaboración de la especialización de los servicios de hostelería ofrecidos.
  • El establecimiento de cadenas internacionales de hostelería.
  • El desarrollo de una red de pequeñas empresas.
  • El implementación de un sitio web.

El mercado turístico

El mercado turístico es el grupo de personas que pueden permitirse comprar un producto turístico hoy o mañana (poder adquisitivo potencial).

Es un sistema de vínculos económicos a nivel mundial en el que los servicios turísticos y de excursiones se convierten en dinero y el dinero se convierte en servicios turísticos y de excursiones. En esta perspectiva, el mercado turístico podría definirse como los países que venden e importan turismo.

Además, es un sistema económico basado en la interacción de cuatro elementos básicos:

  • La demanda turística
  • La oferta de productos turísticos
  • El precio
  • La competencia 
Características
Primero, los servicios turísticos son:

  • Intangibles: debes que proporcionar a los visitantes información exhaustiva sobre las propiedades de consumo del viaje y seguir el principio de calidad-precio. La reputación de una empresa se basa en sus clientes y en la viabilidad del mercado a largo plazo.
  • Se pierden con el tiempo (el dinero de un servicio no entregado en un determinado periodo se pierde para siempre), por lo que es fundamental una información rápida y trabajar con el pedido del cliente, así como una fijación de precios variable y escalonada que reaccione a las variaciones de la demanda e impulse las ventas.
  • Dado que la calidad de los distintos servicios de un viaje puede variar, es fundamental cobrarlos por separado en función de la calidad y la variabilidad del servicio.
En segundo lugar, cuando ofreces un producto turístico (ya sea un viaje, una excursión o un servicio hotelero reservado de antemano), suele haber un desfase temporal entre el momento en que se paga el producto turístico (se compra) y el momento en que se consume. 

En tercer lugar, en el negocio del turismo se producen considerables oscilaciones estacionales en la demanda turística.

En cuarto lugar, en el turismo son más importantes los ejecutores, es decir, las personas de servicio (guías turísticos, porteros, camareros, etc.), y los empleados de profesiones de enlace.

Por último, en el mercado turístico existe una división territorial entre el consumidor y el productor.